Tu carrito

No hay productos en el carrito.

Batallas internas

No sabemos las guerras internas por las que esté pasando alguien, por eso, sé amable.

Hace un año me encontraba en el piso, temblando, con todo nublado, había perdido el control de mi mente y al mismo tiempo de mi cuerpo, pensé que estaba muriendo, no podía respirar, lloraba y no podía pensar bien todo lo que estaba pasando, me aferré a unas alas que no eran mías y cuando me soltaron, caí hasta lo más profundo.

Muchos piensan que hablar sobre los ataques de pánico es algo que está de moda, pero bien recuerdo que escuchaba que mucha gente solía “sufrir de los nervios” y pensando y pensando, es algo que es lo mismo, solo que ahora le hemos llamado ansiedad o ataques de la misma.

No es moda, es algo real, la gente tiene ataques aunque su vida en instagram parezca que todo está bien, aunque en sus historias sea la persona más positiva y comparta frases motivacionales, creo que las cosas que publicamos son un reflejo de lo que aspiramos algún día ser.

El cuerpo guarda memorias, hoy hice exactamente las mismas cosas que hice el año pasado, y por dentro pensaba —va a pasar otra vez— pero, me doy cuenta que no soy el mismo qué pasó por esa tormenta eléctrica hace un año. Hoy, me siento mejor, pero no es algo que ocurre de un día para otro, es algo diario, una batalla con nuestra mente que es eterna y que parece que acaba cuando las luces se apagan.

Quiero decirte que, respires, que no intentes controlar los ataques, que lo abraces y te sumerjas en la oscuridad, que escuches a tu ansiedad para que te hable y te diga qué puedes hacer para solucionar cualquier situación por la que te encuentras, no ocultes nada, enfrenta tus miedos y estoy seguro que ambos ganarán.

Dale una forma, un color, una textura, un por qué.

La batalla no es contra tu mente, la batalla es contra el control que quieres ejercerle, y en esa batalla solo sale alguien herido: tú.

Chriss Braund, he publicado este escrito en mi Instagram personal @extratechris donde publico este tipo de temas.

La vida es un 10% lo que nos pasa y un 90% cómo reaccionamos ante eso.

La vida es un 10% lo que nos pasa y un 90% cómo reaccionamos ante eso.

? Quizás no tenemos el poder absoluto para controlar cada cosa que nos pasa, pero tenemos la capacidad de decidir cómo reaccionamos frente a cada situación. En otras palabras, que una situación signifique una oportunidad para avanzar y aprender o un obstáculo que nos detenga, depende de nosotros mismos.

?Seguro te estarás preguntando… si eso suena muy bonito, pero ¿cómo lo hago? Aquí te comparto, 3 tips muy simples que puedes incorporar a tu vida para mejorar tu actitud frente a ella:

1️⃣ Evitemos palabras negativas. Las palabras que usamos son un reflejo de nuestros sentimientos y creencias. Es increíble lo que podemos cambiar a través de nuestra forma de expresarnos. Centrarnos en pensamientos y palabras positivas, nos ayuda a manternos en altas vibraciones de avance e impulso ante la vida.

2️⃣ Agradezcamos en todo momento. Dar gracias por todo lo que nos llega día a día, por amanecer sanos, por percibir como avanzamos a pesar de las circunstanias, es valorar lo que la vida hace por nosotros. Este gesto nos pone en una actitud receptiva, pues aceptamos y apreciamos lo que recibimos.

3️⃣ Agreguémosle amor y entusiasmo a lo que hacemos. Sin duda, no podemos sentir entusiasmo frente a algo sin una actitud positiva. Lo que nos llevará a mantenernos centrados en lo que queremos lograr y los métodos que utilizaremos para lograrlo. El entusiasmo lleva a la acción y es esta característica la que genera compromiso por aquello en lo que creemos mientras contagiamos a otros a hacer lo mismo.

? Independientemente de que creas que tu destino esta en tus manos o no. Piensa esto: si una actitud negativa no te lleva a ningún lado, ¿por qué no intentar sacar lo mejor de cada situación, reforzar lo bueno que tenemos y continuar hacia adelante?

Escrito por Milagros Reyes @milaval71