Tu carrito

No hay productos en el carrito.

Nuestro hilo rojo, una historia sobre la adopción.

Nos casamos hace 11 años y desde el primer momento en el que nos conocimos supimos que queríamos formar una familia, somos dos hombres que queríamos adoptar, nuestros nombres: Oscar y Vicente, llevamos 16 años juntos.

Siempre tuvimos la idea clara de formar una familia, y que la forma para conseguirla sería mediante la adopción, sabíamos que en nuetro país era posible (España) pero el proceso tarda unos años, decidimos inscribirnos a pocos días de nuestra boda, el deseo que sentíamos era tener a un pequeño con nosotros y así comenzar una familia completa.

Pasamos mucho tiempo esperando la llamada de la administración de adopción y tuvimos años llenos de dudas e incertidumbre, hasta que por fin recibimos la tan esperada llamada.

Por fin conocimos a nuestro hijo Sergio, fue lo más bonito y maravilloso que nos podíamos imaginar, tanto él, como la oportunidad de ser padres. Ta mágico fue todo, que a los dos meses de tener a Sergio en nuestra vidas, abrimos un segundo expediente deseando tener otro, que llegará este 2020.

Existe mucha desinformación en todo el proceso de adopción, entonces decidimos crear nuestra cuenta en instagram donde comenzamos a brindar información sobre este tema que es complicado, allí damos consejos y asesoramos a las personas para poder llevar esa espera lo mejor posible, y para aquellos que tienen miedos y mitos, se los aclaramos. Se convirtió entonces en un lugar donde nuestro objetivo es ayudar… hemos escrito además un cuento que se llama “Sergio y Piti son adoptados “ (Piti es el peluche de Sergio), donde contamos la historia de la adopción de nuestro hijo, para que los pequeños y los más grandes también sepan que es una adopción… El 100% de los beneficios del cuento van a para una fundación que trabaja con los niños que residen en centros de menores y están tutelados por la administración… Nuestro objetivo es ayudar y ayudar.

Decidimos colocarle “nuestro hilo rojo” por la leyenda del hilo rojo (que imagino que la conocerás), afirmamos que todos estamos unidos a personas mediante él, Sergio nació para estar con nosotros y nosotros con él.

Existe mucha desinformación, homofobia, miedo, tabúes, creencias y muchas otras cosas más que ven mal que personas del mismo sexo tengan derecho de adoptar, pero, creo que, el amor supera cualquier adversidad y existen muchos tipos de familia, lo que importa es que exista amor entre sin importar el género y las creencias de lo que debería ser «normal» o no.

El mundo está cambiando a pasos agigantados y creo que el amor debería crecer de la misma manera.

te invito a seguirlos en su red social Instagram @nuestro.hilo.rojo y conocer sobre su cuento «Sergio y Piti son adoptados»

SERGIO Y PITI SON ADOPTADOS (Spanish Edition) de [NUESTRO HILO ROJO, BOOK KID'S, LIT WORLD]

Te espero en los comentarios para saber qué te pareció esta historia, te quiero dar las gracias por ayudarme en las historias con tu voto y tu opinión. Le quiero dar las gracias también a Oscar y Vicente por acercarse a mí y compartir su historia. Creo que donde existe el amor no importa el sexo o lo que opinen los demás.

Te invito a seguir su blog también. https://historiadenuestrohilorojo.blogspot.com/

Como siempre, gracias por leer y llegar hasta aquí.

-Chriss Braund

El helecho y el bambú

Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.

-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.

-Mira a tu alrededor, me respondió, ¿ves el helecho y el bambú?

-Sí, respondí.

-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien.

El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.

-En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.

-En el quinto año un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.

-El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de
altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran.

Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? Le dijo el anciano y continuó…

-El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.

-Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida, le dijo el anciano y continuó…

-La felicidad te mantiene dulce. Los intentos te mantienen fuerte. Las penas te mantienen humano.

Las caídas te mantienen humilde. El éxito te mantiene brillante…

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…

Autor desconocido.

Si decides regresar

!Hola! Si llegaste hasta aquí te tengo una sorpresa, podrás descargar las imágenes completamente gratis, y si deseas: podrás publicarlas en tus redes.
Me gustaría que me mencionaras si lo haces.

Por favor, no borres la firma. Las imágenes son un regalo, pero por favor no quites el crédito.

Gracias por estar aquí, estaré subiendo mis mejores historias aquí para que puedas descargarlas las veces que quieras, compartir con tu comunidad y así conocernos más. Te mando un abrazo.
Con cariño

-Chriss

por si decides regresar, secuencia de imágenes de alguien escribiendo a una persona que no se encuentra físicamente
Consigue mi primer libro aquí.