—Nosotros solíamos vivir ahí —Señaló con su dedo índice apuntando a una bola azul con blanco que alumbraba en el cielo.

—¿Estás bromeando? —Sonreí— es imposible que hayamos vivido fuera de este planeta que hoy habitamos —aseguré.

—Te equivocas, hemos vivido allí y en muchos otros planetas, pero, nuestra mente ha sido reiniciada tantas veces que hemos perdido esos recuerdos.

—¿Y cómo le digo a mi mente que vuelva a recordar? —Pregunté con tono incrédulo.

—Veras, allí está el detalle, que no se trata de que tu mente recuerde, se trata de tu alma. —En su rostro se dibujaba una sonrisa.

—¿Me estás diciendo que no se trata de mente sino del alma? ¿El alma también tiene memoria?

—Somos parte de un todo, el alma le dice a la mente cosas que ella no puede entender, porque nos han enseñado que todo es cuadrado; los autos son cuadrados, las casas son cuadradas, los celulares son cuadrados y al final nuestra mente cree esa realidad y muchas veces no salimos de ella.

—Me cuesta entenderlo —Miré a la esfera azul con blanco de la que me estaba haciendo referencia— ese planeta que me dices, es redondo, y todas las cosas que existen en el universo lo son ¿qué significa eso?

—Lo acabas de entender, el universo es redondo, y todo se mueve en círculos, los pensamientos funcionan de la misma manera, tienen un punto de llegada y otro de salida, pero, el pensamiento que nace no es el mismo que regresa a ti, todo se va transformando, todo va moviéndose sin chocar por paredes, sino que se desliza. Deberíamos recordar eso.

Algo sucedió en mi mente en ese momento, una sensación en mi cerebro hizo que por un momento sintiera un poco de electricidad y molestia.

—Eso que acabas de sentir, se llama el despertar. Y no todos lo sienten a la primera, a veces sus mienten duermen un millón de años y solo pocas logran despertar.

—Ese planeta es la Tierra y vivimos allí hace varios años ahora lo empiezo a recordar —Me alegré al saber que mis recuerdos estaban volviendo y la molestia que sentía ahora era una corriente que me causaba tranquilidad.

Continuará…

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.